"El conocimiento es una función del intelecto, mientras que la sabiduría es una función del Ser." D. Trinidad Hunt

jueves, 31 de diciembre de 2009

UN NUEVO AÑO

A todos mis amigos deseo lo mejor en el nuevo año. Los invito a incrementar cada dia sus acciones inteligentes y creativas en pro de la armonía y la paz. El objetivo es lograr una masa critica de pensadores creativos obrando por los más altos intereses de la humanidad. A pesar de lo que dicen los poderosos sin compasión la guerra no es la paz. La paz nace de un estado de conciencia más avanzado en el que el respeto por la vida es lo primero y el Amor incondicional por el prójimo es su consecuencia. Trabajar en nuestro interior por nuestro propio cambio es el mejor aporte al mundo y la sociedad. Acabar con el egoísmo, promover el generoso compartir, fomentar la paciencia y la meditación, son solo algunas de las labores que nos aguardan. Fortalecer lo que nos une y evitar lo que nos separa incidirá para que el futuro , que hoy se antoja gris y poco prometedor, sea más como queremos: dulce, expresivo, atrayente y sin odio. La humanidad es una sola y ella se compone de nuestros pequeños aportes, para bien o mal. Que seamos generosos en el 2010 y nuestras semillas de inteligencia creativa crezcan, florezcan y den frutos.


viernes, 18 de diciembre de 2009

TEXTOS DESEVANGELIZADORES II

TEXTOS DESEVANGELIZADORES 2 height="500" width="100%" > value="http://d1.scribdassets.com/ScribdViewer.swf?document_id=24292353&access_key=key-fe1wnv6aa1ubcafgjq&page=1&version=1&viewMode=slideshow">

jueves, 10 de diciembre de 2009

UN TEST PARA INCREDULOS



Contrariamente a lo establecido, no se trata de ver para creer. El asunto es creer para ver. Suena bastante extraño, pero es una postura mucho más flexible y receptiva ante los "absurdos" fenómenos de la naturaleza. Si le pido que dibuje en silencio un ombliyú o un pterogaray usted me dirá que tales cosas o seres no existen, o, usted no cree que existan. Ese es el asunto. Nos acercamos al centro del problema. Un ombliyú podría ser un tipo de nave proveniente de una dimensión paralela o un animal que existe en algún rincón del universo, animal que construye sus nidos con oro que el mismo defeca en forma líquida. (Que animal tan valioso, no es cierto?). Claro, usted tampoco cree en dimensiones paralelas y en cuanto a la vida extraterrestre conserva un racional escepticismo sazonado con algo de humor.

La época en que nos ha tocado vivir trasciende con mucho las expectativas más demenciales. Hace apenas cincuenta años (1959) las computadoras personales ni siquiera eran un sueño. Lo más adelantado que teníamos eran las pequeñas radios de transistores y se veía como un hecho del futuro lejano la llegada del hombre a la luna. Pero, que equivocados estábamos! tan solo diez años más tarde la luna era pisada por las botas intrusas de un par de norteamericanos hamburguesados y cocacolizados.

La liberación femenina era una utopía irreverente y la salida del closet de los homosexuales inconcebible. Música como la que propuso Jimi Hendrix no cabía en cabeza alguna y la existencia de algo llamado Beatles sonaba a herejía.

Nuestro mundo y sus movimientos acelerados.

Actualmente asistimos a la explosión informativa que es más como una inundación que una explosión. Abundancia o superabundancia de informaciones que se cruzan, se contradicen, se identifican, se mezclan, se superponen, se traslapan y se tapan.

Informaciones inútiles, informaciones redundantes, aburridas, oportunas, sin sentido, protervas, hilarantes,siniestras, carentes de fundamento y un larguísimo etcétera.

Lo que era cierto a las 6 a.m. resulta una vulgar mentira a las pocas horas y aquellas delirantes fantasías de las dos de la mañana se transforman en posibilidades reales pasado el mediodia. Sería cómico si no tuviera consecuencias realmente trágicas en términos de vidas humanas que se arruinan o desaparecen. Sería divertido si los descubrimientos no apuntaran al hecho de que hemos sido manipulados como civilización y cultura desde hace mucho tiempo, quizás desde nuestra creación como experimento genético de razas muy avanzadas.

Por eso decía que ya no se trata de ver para creer, porque la razón y el pensamiento lógico comenzaron a mostrar grietas a partir de la física cuántica, aquello de la onda y la partícula y demás increíbles postulados que los experimentos han ido confirmando como veraces. La gleba ha entendido de manera indirecta que todo alrededor es pura mierda y la indisciplina social se ha incrementado desde que la pederastia de los príncipes de la Iglesia ha sido divulgada a los cuatro vientos y la supuesta sapiencia de los gobernantes ha cedido su paso a la visión de una astuta casta dominante que engaña , miente y roba sin cesar. Y los medios ahí: apagando incendios ideológicos, construyendo Jaujas momentáneos, pintando de rosa un mundo impregnado de sangre y ofreciendo esperanza al que quiere seguir comprando y ganancia al que quiere seguir vendiendo. Los medios mintiendo, cambiando, torciendo, tergiversando la pasta de la cultura para tratar de que todo siga igual aun cuando sepan que si sigue igual el caos está garantizado y solo la fuerza sanguinaria de los "armados hasta los dientes" puede garantizar que los dueños de todo puedan conservar sus propiedades, hasta cuando algún "armado" decida que el también quiere ser dueño y ahí, señores, es donde el Mesías reaparece vestido de verde olivo y con un misil en la mano.

Lo que sobrevenga ya no dependerá de las bolsas de valores ni de los presidentes excelentes ni de los santos pontífices. Porque en el cielo habrá aparecido aquel "Rey del Terror" como Nostradamus lo llamó, flameante y seguido de sus satélites rojizos, repleto del poder sobre la vida y la muerte.

- Habrá un nuevo comienzo y un nuevo crecimiento?

- Resurgirá de las entrañas del planeta lo que antes fue pomposo y ahora solo fango?

- Alguien de esta fase logrará sobrevivir a la catástrofe para enseñar a los que vienen?

- La inteligencia universal ensayará otra forma para si misma?

Estas y otras diez mil interesantes cuestiones forman parte del Test para Incrédulos que se vende en todos los kioskos acompañado de una foto de Balú Espinflor, ilustre despelusador de ataires frocantes, desnudo , mostrando su micropene a los cuatro vientos y con las uñas de los pies deliciosamente pintadas de coral encendido.

El test, luego de ser prolijamente contestado puede ser enviado a la Oficina Central de Catástrofes para su juzgamiento. Entre quienes obtengan los diez puntajes más altos se repartirán pasajes a la estación espacial Yuri Gagarin y estadía durante el cambio de polaridad del planeta. Una vez los nuevos continentes en su sitio y calmadas las tempestades atmosféricas los ganadores regresarán a colonizar el mundo bajo la asesoría espiritual de los Ah-ya-katú. Mucha suerte.

jueves, 3 de diciembre de 2009

UN EXCELSO CREADOR


Nikola Tesla es uno de los más grandes creadores que hayan existido en este mundo. Su inteligencia maravillosa y su espíritu fraterno le deparan un lugar en la Verdadera Historia del Hombre. La historia que escriben los ricos y poderosos ha intentado borrarlo de nuestra memoria. Pero su figura inmensa y su intención generosa reclaman un sitial de honor en los anales de la humanidad.
http://elproyectomatriz.wordpress.com/2009/11/30/nikola-tesla/

martes, 17 de noviembre de 2009

jueves, 22 de octubre de 2009

domingo, 11 de octubre de 2009

miércoles, 7 de octubre de 2009

EDUCAR PARA LA LIBERTAD


El presente artículo ha sido tomado del sitio Crimentales. http://crimentales.blogspot.com
Por considerar el tema como esencial en el debate educativo lo transcribimos completo en lugar de simplemente ofrecer un enlace a este interesante blog. De todas formas el enlace aparece entre nuestros favoritos.

Infancia libre y autorregulación en Summerhill School

Matthew Appleton, terapeuta reichiano y sacrocraneal, fue profesor en la escuela libre de Summerhill durante los años 80 y 90. En este fabuloso prólogo que escribió para El manifiesto educativo de Íñigo Flórez, nos habla tanto de su experiencia como alumno en el colegio convencional, como de la de profesor en Summerhill. Lo considero una pequeña obra maestra; en primer lugar porque nos ayuda afinar nuestra sensibilidad acerca de lo que representan los llamados "centros educativos" para nuestras vidas y el modo en que condicionan nuestro desarrollo. Una receta, en definitiva, para conocernos un poco mejor a nosotros mismos. En segundo lugar porque, en calidad de testigo directo, nos muestra que la libertad funciona, y no solamente en Summerhill. Muchas otras experiencias reales y proyectos al rededor del mundo, algunas de las cuales el autor conoce también de primera mano, han demostrado también que si se deja a los niños y adolescentes vivir en libertad, se desarrollan sin problemas. Matthew Appleton es también autor del libro A free range childhood: Self-regulation at Summerhill School.


Cuando abandoné el colegio para comenzar mi vida en el mundo de los adultos, yo era una persona insegura y emocionalmente volátil. Las investigaciones demuestran que las personas que han sido fuertemente institucionalizadas, como aquellos que dejan el ejército, un monasterio o la prisión, tienen muchas dificultades para hacerse con el mundo exterior. Casi una década y media de educación obligatoria no me había preparado para enfrentarme a un mundo en el que tenía que regular mi propia vida, tanto externa como internamente. Los colegios no son lugares que fomenten la madurez emocional.

Durante estos años formativos, vivimos de acuerdo a los planes que proponen otros. Poco es el tiempo que se da a nuestros impulsos internos, pensamientos y respuestas emocionales. ¿Cómo arreglárnoslas para averiguar quiénes somos en realidad, cuando se presta tan poca atención a la exploración de nuestros paisajes internos, con tan poco espacio para investigar nuestra naturaleza expresiva en relación con otros? ¿Cómo aprendemos a convertirnos en buenos ciudadanos, si nuestra ciudadanía no se practica como parte de una comunidad viva con la que podemos comprometernos plenamente?

Cuando dejamos el colegio, muchos de nosotros tenemos muy poca idea acerca de quienes somos. Quizás tengamos firmes opiniones, pero éstas están basadas en actitudes de sumisión o de rebeldía, desarrolladas a lo largo de años en los que se nos decía lo que teníamos que hacer, en lugar de preguntársenos quienes éramos, porqué sufrían nuestros corazones, o qué originales pensamientos ardían en nuestro interior. En un primer momento, al soltar las correas que nos ataban a los horarios de clase, nos invade una explosión de excesos y de extremos. La tensión de muchos años de energía contenida encuentra su expresión en la agresión, la falta de tacto, los encuentros sexuales dirigidos por la ansiedad, o el consumo irresponsable de alcohol y otros productos químicos. Hay un intento frenético de agarrarse a la vida que no se ha podido vivir plenamente; que ha tenido que relegarse y contraerse a sí misma para poder llenar la cabeza de hechos que tienen muy poco que ver con los intereses y las pasiones que uno genera. O bien puede que hayamos interiorizado la vida que se nos ha impuesto de una manera tan absoluta que no seamos capaces de reconocer nuestras propias voces interiores, y como perros de Paulov salivemos cuando creemos que se nos da un premio. Hacemos entonces aquello que se nos manda obedientemente. No hacemos preguntas y compramos un modo de vida, en lugar de formar una de acuerdo a nuestros propios impulsos creativos. A menudo alternamos entre una vida de sumisión y otra de transgresión de las restricciones, jadeando el aliento de la vida a bocanadas, antes de contener una vez más nuestra respiración para ajustarnos a lo que se exige de nosotros. Nuestros propios y más suaves ritmos internos hace tiempo que se han extinguido; de tal manera que lo único que conocemos es el sometimiento y el enfrentamiento a un mundo con el que, en algún lugar de nuestros recuerdos, sabemos que una vez fluímos, pero que ahora parece eludirnos extrañamente.

El día que abandoné el colegio, quemé los libros que había llevado de un lado a otro durante los últimos años. No se me ocurrió pensar que una década más tarde volvería al colegio, pero esta vez como miembro del personal. Este colegio era muy diferente al que yo había asistido como alumno. Era un colegio privado, en contraposición a los colegios dirigidos por el estado. En lugar de una vasta extensión de cemento y de cristal, con áreas de juego cerradas y hechas de asfalto, éste era un antiguo edificio de ladrillo rojizo, con varias dependencias afuera, su propio bosque y un par de campos. Enclavado en las afueras de una pequeña ciudad post-industrial, delimitaba sus confines con la campiña, mientras que mi colegio había estado situado en un área de viviendas en mitad de la ciudad. Mi colegio lo había compartido con más de mil alumnos, todos ellos chicos. En este colegio solo había unos setenta alumnos, chicos y chicas. Aquí la mayoría de los alumnos vivían juntos en comunidad, mientras que en mi antiguo colegio mis compañeros y yo dividíamos nuestra vida entre la escuela y nuestras casas cada día. Pero la diferencia más sorprendente entre los dos colegios era que en este colegio, los niños y los adultos vivían juntos como iguales, y los alumnos no tenían que asistir a clase si no querían.

El colegio se llamaba “Summerhill” y había sido fundado por un escocés llamado A. S. Neill en 1921. La experiencia de ver morir en la Primera Guerra Mundial a muchos de los chicos a los que él había enseñado en su escuela local, le hizo cuestionarse la validez de la forma de educar que estaba proporcionando. No le agradaba la idea de que los colegios inculcaran una falta de cuestionamiento tal ante la perspectiva de la muerte en el campo de batalla, o la servidumbre en las fábricas. En esa época, las ideas de Freud comenzaban a ganar popularidad. Inspirado por la teoría Freudiana de la neurosis, según la cual ésta es el resultado de tener que conformarse a una serie de normas sociales que entran en conflicto con nuestra vida instintiva, Neill creó un colegio que se adaptaba al niño, en vez de la idea más común de hacer que el niño se adaptase al colegio.

Yo trabajé en Summerhill entre 1988 y 1997 como “Houseparent” (persona responsable del bienestar de los internos). Esto significaba vivir en el colegio como un miembro de la comunidad, como un igual en relación a los niños que estaban a mi cargo. Fue una experiencia liberadora el poder relacionarme con los niños como personas reales, y también poder ser yo mismo con ellos. Una gran cantidad de nuestra relación con los niños es muy forzada y falsa. Está basada en nuestra necesidad de tener que saber más que ellos o de inculcarles valores, de la misma manera en que nos fueron inculcados a nosotros. Hemos perdido la capacidad de ser naturales con los niños, ya que hemos perdido la capacidad de ser naturales con nosotros mismos. Yo aprendí mucho viviendo con los niños de esta manera. Aprendí cómo pueden regular sus propias necesidades educativas sin necesidad de imposiciones. Aprendí que pueden ser muy razonables arreglando sus diferencias cuando están apoyados por una comunidad de iguales, preparada para escuchar a todas las partes. También aprendí y tuve que des-aprender cómo los propios resentimientos de mi niñez me hacían difícil aceptar verdaderamente a los niños tal y como eran. (Una cosa es teorizar sobre esto, y otra muy distinta vivir así día a día).

La leyes por las que se regía la comunidad eran tratadas y cambiadas, de acuerdo a las circunstancias, en las reuniones semanales. En estas reuniones, tanto los niños como los adultos, a la par, tenían cada uno un voto. Participando en estas reuniones, yo podía terminar discutiendo apasionadamente un punto con un niño de cinco años, o con un adolescente, o con otro adulto. A veces la comunidad votaba a mi favor, a veces a favor del niño de cinco años, o del adolescente o del adulto. En Summerhill aprendes a llevarte bien con los demás, incluso en el caso de que las cosas no salgan como tú quieres. También aprendes a estar tanto en el proceso de hacer las normas, como en el de romperlas (como niño mi experiencia personal estuvo limitada al de romperlas). A menudo, los visitantes que acudían a Summerhill se quedaban impresionados por lo razonables que eran los niños. Tambiés les sorprendía que los niños vieran el valor de tener normas en sus vidas, sin querer automáticamente saltárelas todas. Es el hecho mismo de tener el poder de crearlas el que hace que los niños conozcan su valor. Si solo conocemos las normas con las que vivimos como algo impuesto sobre nosotros, no cabe duda de que querremos deshacernos de ellas.

Summerhill puede sonar muy idílico, pero es un trabajo bastante duro el aprender a vivir con los demás. Aprendí mas acerca de esto en mis 9 años en Summerhill que lo nunca que aprendí en la escuela a la que había asistido de niño. Ahora puedo ver los puntos de vista de los demás y estar menos apegado a los míos que antes. Y veo también esas cualidades en los jóvenes adultos a los que cuidé de niños. Tienen facilidad para relacionarse con la gente, y una tranquila confianza en su bondad básica y en la de los demás. Ellos no están en guerra consigo mismos, ni con el mundo que les rodea, como le ocurre a tanta gente; tratan de navegar a su manera en la vida. Y están mucho más abiertos a aprender que muchísima gente después de tantos años de educación obligatoria. No tenían que asistir a clases por el mero hecho de ser niños. Lo hacían cuando estaban motivados para hacerlo. Sus recuerdos de la niñez son los de un mundo en el que el juego y los buenos amigos dominan su memoria, en lugar del tedio del aula de clase.

Una pregunta que suele hacerse es: ¿Pero pueden adaptarse al “mundo real”? El “mundo real” en este contexto se refiere invariablemente al mundo de las responsabilidades y del trabajo. La respuesta es “Sí”. En Summerhill aprenden a ser responsables aprendiendo a expresarse por sí mismos en las reuniones, tomando papeles activos en una comunidad de la que ellos verdaderamente se sienten parte, y que los acepta por lo que son. ¿Cuántos de nosotros podemos decir que realmente nos sentíamos parte del colegio al que asitíamos, y que éramos aceptados por él? En lo que al trabajo se refiere, he visto a los niños de mis días en Summerhill florecer en un amplio rango de distintas profesiones, incluyendo físicos, biólogos, médicos, artistas, músicos, constructores, horticultores, actores, terapeutas, restauradores y fotógrafos entre otros. Tienen sus más y sus menos como todo el mundo, pero la mayoría parece que van bien. Creemos que tenemos que forzar a los niños para que aprendan, pero los niños son naturalmente curiosos acerca de la vida, y quieren aprender a usar las herramientas que necesitan para ir por el mundo. Es la obligación que imponemos a los niños lo que mata el deseo de aprender que siempre ha estado ahí. Si se les da la oportunidad de jugar todo el día, los niños deciden aprender cuando están listos para ello.

Summerhill es un ejemplo vivo de este enfoque hacia la niñez. Es una realidad, no una fantasía. Como en cualquier otro grupo de personas que haga vida en común, tiene sus dificultades, sus frustraciones y sus defectos, pero a pesar de ello funciona. ¿Se trata de un ejemplo aislado? No. La idea de auto-gobierno que Neill introdujo en Summerhill la sacó del trabajo de Homer Lane, que dirigió un reformatorio para delincuentes juveniles en esta linea a principios del siglo XX. Janusz Korczak, un médico judío polaco, introdujo principios similares en los orfanatos a su cargo hasta que sus jóvenes y él perecieron en las cámaras de gas de Treblinka. En los años 60, Michael Duane, director de Risinghill, un gran instituto situado en un barrio obrero de Londres, adaptó los principios democráticos de Neill. Durante todo este tiempo los resultados en los exámenes y los niveles de asistencia mejoraron notablemente, mientras que el número de jóvenes que se metían en problemas con la ley se redujeron drásticamente. Hace pocos años visité el Albany Free School en el estado de Nueva York. Este colegio lo fundó Mary Leue después de visitar Summerhill. El colegio atiende a gran cantidad de niños provenientes de entornos desfavorecidos, muchos de los cuales han sido medicados con fármacos para el ADHD[i], o han sido expulsado de otros colegios debido a problemas de comportamiento antes de llegar allí. Me parecía estar en mi casa después de haber estado en Summerhill. Es una comunidad vibrante con verdaderos valores democráticos. Los niños diagnosticados con ADHD lentamente empiezan a calmarse en cuanto se les da, por una parte, un espacio para que puedan correr, y por otra la contención que proporciona una comunidad de iguales, que no juzga ni etiqueta a nadie, sino que establece directrices claras basadas en las necesidades del día a día.

Estos son solo unos cuantos ejemplos de colegios y hogares en los que los niños han podido regular sus propias vidas educativas y emocionales. Cada uno de estos colegios ha tenido éxito en su campo. Hay muchos más ejemplos que podría citar. Entonces, ¿por qué no hay más colegios operando con estos principios? La única respuesta puede que sea que tenemos una fortísima creencia cultural de que hay que forzar a los niños para que aprendan y se conviertan en ciudadanos decentes. No tenemos suficiente confianza en los niños para tratarlos como a iguales. No los aceptamos tal y como son, sino que buscamos la forma de moldearlos para que sean como nosotros, de la misma forma en que hemos sido moldeados para acabar desconfiando de nuestra propia naturaleza. Imponemos a los niños formas de ser que no son las suyas propias. Les hablamos con voces condescendientes, y no tomamos sus dramas tan seriamente como nos tomamos los nuestros. Les persuadimos y engatusamos diciéndoles que son maravillosos cuando hacen las cosas que pensamos que deberían hacer. Y les castigamos cuando no se ajustan a nuestas expectativas. Les imploramos cuando no sabemos cómo mantener nuestros derechos como iguales, poniendo fronteras que no están claras, y dándoles solo mensajes entremezclados de nuestra propia confusión.

Este libro de Íñígo Flórez de Losada establece algunos principios básicos para un enfoque más democrático de la educación. Los ejemplos que les acabo de dar en esta introducción demuestran que estos principios pueden funcionar en la vida real. Yo los he vivido, y han impregnado mi vida desde entonces. Cada frase de este libro nos da la oportunidad de plantearnos cosas. Podemos estar fervorosamente de acuerdo con lo que aquí se dice, o podemos rechazarlo. Cualquiera que sea nuestra respuesta, espero que este libro nos haga cuestionarnos aquellas cosas que damos por sabidas, y reflexionar acerca de las posibilidades que todavía nos esperan.


Matthew Appleton
Bishopston, dicembre de 2007

lunes, 5 de octubre de 2009

¿SOMOS LOS ADULTOS DE FIAR?


Somos los adultos de fiar?
El mundo que hemos construído, por acción u omisión, no es un mundo muy edificante. En él la gente vive infeliz, sufre angustia, padece tristeza, nos enfrentamos unos a otros. Y lo peor de todo es que creemos que este estado de cosas está bien, que todo es correcto.
¿Qué es lo que los niños aprenden sobre el mundo desde la más tierna edad? Miedo, prevención, individualismo. El ejemplo que brindamos a nuestros hijos suele ser deplorable: borrachos, infieles, mentirosos, egoístas y manipuladores. Eso ven nuestros niños. Y cuando deciden distraerse miran la televisión y qué ven ? asesinatos, violaciones, mentiras manipuladoras, vanidad, lujuria. Y entonces nos preocupamos y decimos:los niños no deben ver a personas practicando sexo, pues son demasiado inmaduras para ello. Cambiamos el canal y los dejamos con Rambo, Hulk ,Batman y los héroes de todas las pelambres. Y qué hacen estos héroes? matan, matan , matan. También golpean, amenazan y maldicen. Ese es el camino piensan las jóvenes mentes. Las personas crecemos en un ambiente represivo, signadas por alguna religión, esperanzadas en algunos premios o algunos castigos luego de morir.Y crecemos con miedo y sin poder de decisión. No participamos realmente de la vida comunitaria y mucho menos somos líderes. Somos individuos egoístas y arrogantes con objetivos de enriquecimiento que vemos a los demás como enemigos a los que hay que derrotar a como dé lugar. En el camino tendremos conyuges e hijos y repetiremos el ciclo por el que pasamos, sin cuestionar, porque todo nos parece "normal". Hemos sido enseñados a pensar que este desbarajuste de injusticia y barbarie es para lo que hemos venido al mundo.Nos moriremos intentando ser como los modelos que la televisión propone: bellos y elegantes, a la moda, con autos fantásticos y casas de ensueño. Y procuraremos no ver el mundo a nuestro alrededor porque al hacerlo las mentiras se derrumbarían y nuestras vidas perderían sentido.La miseria no tiene cabida en los sueños de Juan Elegante o Mirta Enjoyada. Los niños de la calle están al otro lado de la ventana que jamás abriremos y la gente que sufre se merece su suerte por perezozos. Nosotros tenemos un sueño: ser ricos y famosos como el cantante aquel o el actor tal. Podría decirse que vivimos en un espejismo y que nos alimentamos de alucinaciones. Y ahí vamos de viernes en viernes, de borrachera en borrachera hasta el momento en que ya los riñones y el higado se resisten a funcionar y los pulmones repletos de alquitrán escupen cáncer sobre nuestras vidas. Ya las tarjetas de crédito no serán tan importantes y nos volveremos profundamente religiosos porque sabemos que ya casi nos vamos y es mejor ir preparando el camino por si acaso Dios existe con cielo e infierno incorporados.
Somos los adultos de fiar?

viernes, 2 de octubre de 2009

martes, 15 de septiembre de 2009

lunes, 14 de septiembre de 2009

miércoles, 2 de septiembre de 2009

lunes, 31 de agosto de 2009

DE LA UTOPIA Y OTROS FANTASMAS


(IMÁGEN DE MARINA CANO)

No es casual que a todos nos atraiga tanto el tema de "lo que vendrà cuando todo se arregle y sea bueno ". Los humanos del 2009 estamos imbuidos en la aventura del statu quo. Nunca hubo tanto conformismo y malestar simultàneamente. ¿ Quièn que usted conozca puede decir que "es feliz ? Seguramente muy pocos. Tal vez ninguno.
La vida se soporta y se sobrelleva, pero no se disfruta. Y para aquellos atrevidos que osan usufructuar algùn disfrute, la culpa pervierte cualquier posibilidad de ensanchamiento del placer. Trabajar largas jornadas , sujetos a horarios restrictivos y dependiendo de salarios arbitrarios impuestos por oscuros maquinadores econòmicos.
Estudiar en instituciones anacrònicas e inarmònicas, aprendiendo cosas que no sirven para vivir , pero que son acadèmicas. Manteniendo extrañas relaciones con otras personas, utilizando sabiamente la mentira y el engaño, fingiendo cosas que se ignoran y viviendo de prestado y con la vida en un hilo ( el telefònico ). Ya sè que aùn hay parques donde retozar y playas donde consumir turismo. Pero la vida en general no es satisfactoria y todos nos comportamos como si lo fuera. Logrados nuestros parroquiales objetivos de casa , carro y beca, nos contentamos con ir muriendo lentamente , a lo largo de los años, mudos testigos de la caìda del cabello, las arrugas, la disfunciòn erectil y la menopausia. Moriremos resignadamente y seremos enterrados o cremados. Tendremos o no ceremonias mortuorias y pararemos en el lote comprado en còmodas cuotas mensuales o, en la urna funeraria de nuestros sueños.
Mientras tanto el universo, indiferente, continuarà produciendo caos. ¿ Quièn puede afirmar con entereza que està comprometido con esta forma de vida ? Y sin embargo, y aunque no nos demos cuenta, lo estamos.
Algùn dìa habrà comida para todos ! dicen los optimistas. Y educaciòn ! reafirman los otros. Viajaremos por el espacio y conoceremos , por fin!, al Sr Spock y su pandilla.
Jauja, Xanadù, las tierras prometidas, el paraìso , el Valhalla !
Pero....parece que en el universo las cosas no son lineales ni ordenadas como nuestra mente concibe. Y que nosotros los humanos no representamos mucha importancia para el todo .Y que la naturaleza puede, de un momento a otro , borrarnos de la faz del planeta, como borrò a los dinosaurios y tantas otras cosas.
Si bien es saludable el soñar con utopìas, no debemos dejar que solo sean sueños postergables para "mejores " tiempos, porque dichos tiempos nunca vendràn ya que el ùnico tiempo de que disponemos es el que vivimos ahora, en el presente. Nuestros hijos y nietos deberàn preocuparse de sus respectivos tiempos. Nosotros estamos vivos ahora y es la ùnica posibilidad que tenemos.
Me invade la nostalgia de aquel mìtico Mayo francès del 68. Aquellas consignas àcratas y libertarias que reclamaban " la imaginaciòn al poder", "prohibido prohibir" " haz el amor y no la guerra". Y el deseo inmenso de las muchedumbres jovenes de transformar DE HECHO la existencia.
En que quedò todo aquello ? la libertad sexual, la tolerancia a los raros, el arte, la literatura. Pareciò como si una parte de la gran conciencia colectiva se sacudiera con fuerza y estornudara ideas incendiarias. Pero nuestro lado oscuro se negò a seguir a la imaginaciòn y a sangre y fuego y mucho soborno logrò sofocar los intentos insurrectos de la poesìa y el delirio. Se ganaron puestos para la lùdica pero se perdieron muchos para la dignidad. Aùn no se analiza debidamente todo el desmadre de aquellos años locos irrigados de psicotròpicos y marxismo. De hecho , parece que el conformismo y el temor ganaron la batalla y los demonios delirantes fueron confinados a9los ghetos excluyentes donde se peca con permiso de las autoridades.
Porquè no podemos re-inventar la existencia y hacerla màs...digamos...equitativa ?
màs....solidaria ?mmmm....menos monòtona ?...
Quièn dijo que los humanos del tercer planeta del sistema solar tenìamos que ir a una oficina para que nos pusieran un sello en nuestro papel de identidad , sello que garantiza que estamos vivos ?
Y en que quedan todas las pompas y los ritos a la luz de las galaxias ? Què es nuestra arrogancia al frente de un cùmulo estelar ? Què de nuestra presunta sabidurìa al frente de los misterios que aguardan a que despertemos la percepciòn, hoy castrada,y nos adentremos en las dimensiones ignotas del caos del espacio-tiempo ?
Proyectar la educaciòn para el humano de hoy exige màs imaginaciòn que el rigor de las cartillas del How do... Lo que està en juego es todo.
Aprenderemos al fin a comer sanamente ? a respirar ? tendremos paz interna y silencio en la mente desbocada de preocupaciones baladìes ?
Nuestro cuerpo, esa maravilla, serà por fin el templo del espìritu ? Cantaremos libres y desnudos en los parques al frente de una hoguera de uniformes ?
Nuestro futuro puede ser forjado. De hecho , otros ya lo hacen , y planean una ridìcula pensiòn para nosotros y la seguridad de que alguien limpiarà nuestros esfìnteres cuando perdamos el control sobre ellos. Eso si le damos ahora nuestro dinero , o sea nuestro trabajo, o sea nuestro tiempo, o sea nuestra vida. En algùn cuento de Robert A, Heinlein encontrè una malèvola cita que resume nuestra situaciòn : " Iban a trabajar para ganar el dinero con que comprar la comida, para tener energìa para ir a trabajar para ganar el dinero con que comprar la comida, para tener energia y poder trabajar...hasta que caìan muertos ", Heinlein se refiere a una raza de seres anodinos y sumisos que poblaban las regiones habitables de un cierto planeta donde el personaje de su cuento se encontrò algùn dia.
Nuestro futuro serà tan mezquino o generoso como queramos. Pregunta impertinente: Què porcentaje de humanos ha rotado por el gobierno de los paìses ? porque parece como si un pequeño nùcleo se hubiera apoderado de los rios de leche y miel y dejado para los demàs desiertos y cloacas infestadas de poluciòn ?
Soy demasìado pesimista ? .Transamos a ver si nos dejan mirar el partido desde la puerta y de piè ?
Pero aùn los dueños de todo viven esclavos de su riqueza. Y es porque no son las posesiones las que aseguran la felicidad humana sino el disfrute integral de las vivencias cotidianas . Que bueno conversar con quienes nos gustan. Que rico trabajar en lo que nos place. Que delicia disfrutar de libertad sexual ! Y què nos lo impide ? Ideas puestas en nuestra cabeza por otros a travès del proceso de inculcaciòn llamado educaciòn. Por ello proponer cambios en la educaciòn como proceso de producciòn y producto de una sociedad puede ser lo màs pertinente para acelerar los procesos de transformaciòn de la vida.
La concepciòn universalista del hombre como una entidad compleja en la que diferentes procesos intelectuales, corporales y espirituales confluyen , podrìa ayudar o estimular la creatividad de las propuestas educativas. No màs hombres mano de obra cualificada. No màs mujeres pariendo màs mano de obra.
Nuestro enemigo es la satisfacciòn con nosotros mismos, como dijera el Gran Timonel ( para aquellos que aùn lo recuerdan ).

" El poder reside en el tipo de conocimiento que uno posee. ¿ Què sentido tiene conocer cosas inùtiles ? Eso no nos prepara para nuestro inevitable encuentro con lo desconocido. " Don Juan Matus a Carlos Castaneda en las " Enseñanzas De Don Juan "

miércoles, 26 de agosto de 2009

DIDACTICA DE LA CREATIVIDAD


Los eruditos son seres extraños y valiosos, pero ...son más extraños que valiosos. Muchos conocimientos se mantienen en memorias escritas o electrónicas, haciendo estériles estos caudales de información que casi nunca producen algo interesante. Inventarios,taxonomías , pesados e indigestos mamotretos que difícilmente leerán algunos ratones de biblioteca igual de chiflados que los que los escribieron. En el caso de la Creatividad suele suceder que los doctos eruditos sobre el tema carecen absolutamente de aquello que se ufanan de conocer tan profundamente. Escriben en un formato absolutamente académico, con un metalenguaje especializado y farragoso al extremo que desanima a los lectores más valientes y decididos invitándolos al más sublime de los sueños, ese que nos permite escapar de tanta pedantería y aburrimiento.
Afortunadamente no todos son así y el documento que les traemos hoy DIDACTICA DE LA CREATIVIDAD firmado por el profesor español AGUSTIN DE LA HERRAN es un buen ejemplo. Claro y conciso en sus conceptos pero ameno e interesante en la forma. Feliz conjunción que nos permite comprender su punto de vista en relación con el origen y desarrollo de la Creatividad y , sobre todo, de su didáctica. Ojalá los lectores saquen provecho de estas ideas y la creatividad deje de ser exótica flor para devenir en amable y cotidiana compañera de todos. Sin más , el PDF:
Didactica de La Creatividad-De La Herran

lunes, 24 de agosto de 2009

sábado, 8 de agosto de 2009

LOS HEREJES QUE PODEMOS SER


Mi propuesta ha sido y es: cambiemos la educación!!!!!!! la actual nos está asfixiando, está matando nuestra creatividad. Piensa en ello. Si asistes a clases ,sé crítico. No aceptes basura en tu mente. Si las dictas, procura que las semillas que siembras en los jóvenes espíritus sean limpias y fecundas. Comenta con otros padres, otros hijos, otros maestros, otros compañeros. Cambio en la educación ahora!!!!!!

jueves, 6 de agosto de 2009

SYMBIOSIS


Pocas veces tenemos la oportunidad de presenciar una obra maestra del movimiento. En ciertos deportes como la gimnasia olimpica hay verdaderos momentos de placer visual, pero suelen ser escasos y efímeros. Otros deportes brindan algunas visiones interesantes y, claro, la danza en sus diferentes acepciones suele proyectar la magia de la coordinación y el donaire del movimiento estético. Lo que esta pareja logra con su SYMBIOSIS va más allá. La compenetración y armonía que proyectan crea una catarsis en el espectador, una identificación maravillada y una sincera complicidad en el placer de ver-actuar. Arte vivo y poderoso el que se encuentra en este formidable video que nos entrega TED en sus acostumbradas charlas. Disfruten.

domingo, 10 de mayo de 2009

viernes, 13 de marzo de 2009

PODEMOS FLORECER ENTRE LAS RUTINAS?


La mente racional aborrece el cambio y anhela la estabilidad, la isla segura de las verdades establecidas, las normas oficiales que generan esa insensata idea de la "normalidad"que nos es tan cara y a la que nos aferramos obsesivamente para exorcisar a los demonios de lo "nuevo", lo "bueno por conocer " que trata de socavar los cimientos de lo "malo conocido" que es preferible siempre para los normales y los decentes que tienen este mundo como lo tienen.
El Ser Universal que es nuestra esencia verdadera nos exige que dejemos de pensar en las cuentas por pagar y meditemos en la brevedad de nuestra estancia en esta dimensión y cómo desperdiciamos el valioso tiempo en fruslerías sin sentido: Nos concentramos en si se debe decir "masacre " o "genocidio" y nos olvidamos de aquellos a quienes les fué arrebatada la vida por algún estúpido capricho de los poderosos. Nos aferramos a los títulos rimbombantes para auto presentarnos porque carecemos de seguridad en lo que realmente somos. Nos aferramos a la percepción aprehendida desde la infancia y jamás nos despegamos de ella voluntariamente. Hemos renunciado a la exploración, nuestra causa primera en cuanto materializaciones conscientes de la inteligencia universal.
ROBERTO BLANCO

sábado, 28 de febrero de 2009

APRENDIENDO A APRENDER


Como ya es de casi todos sabido, el juego es la forma en que los animales de este planeta comenzamos a aprender. Juegan los pequeños leones a morder, juegan los chimpancès con piedritas que luego utilizaràn como herramientas para abrir nueces. Juegan los niños como forma de investigar el entorno, las reacciones adultas y las posibilidades con sus compañeros. Para que haya juego debe haber independencia y libertad. La naturaleza traza lìmites a los juegos a travès de la inteligencia.
En el humano el verdadero juego se establece con fantasìa y aventura. El sentimiento es clave en el juego. Sin èl los juegos son obligaciones con reglas estrechas. El juego tambièn debe ser reto para que haya aventura. Y la aventura es la madre de las emociones que nos estimulan a transgredir la percepciòn.
Cuando los niños son capaces de establecer autònomamente juegos , la diversiòn està asegurada. Tambièn el aprendizaje.
Recordemos que el aprendizaje es una actividad compuesta en la que todo nuestro ser se involucra...si lo dejamos. Cuando solo la mente se involucra, el aprendizaje es parcial y sus resultados pobres. Si solo actuamos con un canal de la inteligencia ( memoria) o con un tipo ùnico de lenguaje ( sìmbolos ) el aprendizaje se dificulta y tiende a ser aburridor. Tony Buzàn, el creador del Mind Mapping, propone la utilizaciòn del màximo de canales de la inteligencia y yo agregarìa que del Ser. Colores, Texturas, Imàgenes, Sìmbolos, Movimiento y todo cuanto podamos agregar al proceso de aprendizaje enriquecerà sus efectos y proporcionarà mayor placer al realizarlo.
Los mapas mentales utilizan la capacidad de sìntesis del cerebro para realzar la memoria, proporcionar una perspectiva màs amplia sobre un asunto y se apoyan en elementos que son anclas para fijar conocimientos.
Volviendo al juego, es de destacar el papel fundamental que desempeña el cuerpo en el proceso. Sensorialidad, cinestesia y capacidad de expresiòn , que le brindan al jugador un dominio perfecto del entorno del juego. Cuando el cuerpo puede actuar libremente la inteligencia suele igualmente moverse con libertad. Para pensar fluidamente no hay como caminar por la naturaleza ( parque, campo, etc ) y dejar que el cuerpo tome su ritmo de respiraciòn, transpiraciòn, fluidez de movimientos. Si el caminante se atreve a correr un poco o trotar, los efectos se intensifican. Es preferible, para pensar, estar solo y hacer lo que el cuerpo nos dicte. Sentarnos en el prado, descansar, dejar los zapatos a un lado y caminar descalzos mientras nos llenamos de aire y sol, son placeres sencillos y necesarios para el equilibrio interior. La desnudez , donde fuere posible, tambièn es un factor desencadenante : asì es. Rompe cadenas.
Algunos pueblos denominados por los "civilizados" como primitivos le rinden culto al cuerpo y viven desnudos. El clima y el hecho de que viven el cuerpo plenamente ,los hacen bellos.
Los juegos que se practican al aire libre, descalzos y con sonrisa son juegos liberadores. La respiraciòn y la utilizaciòn de la voz para crear, desataràn el espìritu y nos permitiràn acercarnos a la cantera de las invenciones y los descubrimientos, allà en nuestro interior. Como todos los procesos de la inteligencia, la repeticiòn establecerà canales aferentes que posibilitaràn el libre y fàcil acceso a la citada cantera.
Alguien preguntaba en este sentido: Què hacer? La verdad es que el desarrollo de la creatividad es fundamentalmente un proceso personal y un Maestro solo puede:
1) Estar preparado ( Ser creativo )
2) Proponer a sus estudiantes actividades abiertas y generosas que estimulen la divergencia del pensamiento
3) Tener la suficiente humildad y sencillez para aceptar que no lo sabe todo.
4) Auto-regular su ego para no caer en la imposiciòn de reglas "creativas" o el autoritarismo acadèmico del saber libresco ,ajeno a la vida y sus miserias.
5) Sobre todo lo demàs, el autèntico maestro se empeñarà , dia a dia, en ser un mejor Ser humano, con todo lo que ello implica.
La creatividad suele ser un comportamiento-corolario de una forma de vida. No se aprende en libros. No lo enseña nadie. Se aprehende cuando se descubre el placer de crear. Basta con unas pocas probadas a ese delicioso manjar y ya lo seguiremos buscando por siempre. Cuando creamos de verdad se producen efectos diàfanos y transparentes en el espìritu. No estaba. Nadie lo habìa hecho asì. Es diferente a la "satisfacciòn del deber cumplido" en la que buscamos la aprobaciòn del otro. La creatividad gratifica sin ampulosidad. Produce sentimientos ìntimos de satisfacciòn que realzan la auto-estima y nos hacen felices....por momentos.

lunes, 2 de febrero de 2009

jueves, 29 de enero de 2009

MAESTROS DEL AMOR


MAESTROS DE AMOR.

El primer paso para generar un cambio educativo es tomar la decisión de hacerlo. Una decisión seria y comprometida con el futuro, contemplado no con la visión pragmática y utilitaria del inversionista sino con la visión universal del humanista.
Deben cambiarse todos los aspectos de la docencia: maestros, escuelas de maestros, laboratorios de aprendizaje. Si queremos una raza fuerte, valerosa, hermosa y creativa como objetivo fundamental de este cambio,que no nos quepa duda : debemos formar Maestros.
No puede ser juez un corrupto ni ingeniero alguien que aborrece las matemáticas. La Nueva educación tendrá por objetivo el Hombre que se presentará al Universo y sus criaturas como hijo de la Tierra y representante de su Inteligencia.
No podrán ser enseñantes seres patéticos o contrahechos espiritualmente. No podrán hacerlo pusilánimes y medrosos. Tampoco arrogantes egoístas plenos de deseos.
El Nuevo Maestro será un paradigma social. Hombres y mujeres capaces y potentes en el más amplio sentido de la palabra. Con cuerpos cuidadosamente preparados. Con mentes esmeradamente desarrolladas y Espíritus generosos, capaces de aportar y servir a sus estudiantes. Serán Maestros amables, alegres, artísticos, plenos de encanto...y sus alumnos los amarán.
Cómo se logra alcanzar un estado de tal manera exigente? Mediante una cuidadosa formación en la que todos los aspectos de la persona sean desarrollados. Cuerpos ejercitados en el yoga y las artes marciales, practicantes del deporte y la danza. Cuerpos alimentados de acuerdo con las doctrinas naturistas, pensando en salud y poder. Cuerpos que han aprendido a respirar y a relajarse a voluntad. Cuerpos sanos y fuertes que serán asiento de una inteligencia pura, prístina, potente y creativa.
Mente y cerebro: La comprensión de la inteligencia como un estilo de vida y la investigación de todo lo atinente a los diferentes aspectos anatómicos, fisiológicos y energéticos del cerebro, contribuirán a que el futuro docente sepa usarlo adecuadamente. La ejercitación de los diferentes lenguajes del pensamiento y la permanente práctica de lo aprendido harán de estos maestros seres muy inteligentes. El amor por el aprendizaje, la estimulación de la curiosidad, la promoción de la imaginación e independencia, fomentarán la aparición de cualidades artísticas expresivas que facilitarán la comunicación al futuro docente.
Principios y valores: ajenos a cualquier expresión religiosa, se presentarán a ojos de los estudiantes valores fundamentales para la vida, la fraternidad, la solidaridad. Se profundizará en ellos y se practicarán permanentemente. Altruismo, hermandad , respeto y amor infinito por la vida, marcarán las pautas desde las que la enseñanza deberá ser proyectada.
En el futuro la información estará disponible en todas partes a través de medios tecnológicos superiores y no necesitaremos acumular datos en nuestra memoria, más allá de lo necesario.
Seremos humanos potentes y creativos. Para seres de esta categoría las guerras serán imposibles, porque estaremos imbricados en la construcción de una sociedad inteligente y espiritual maravillosa. El carácter utópico de la propuesta se fundamenta en el hecho innegable de que como seres inteligentes estamos lejos de alcanzar el standard más alto de nuestras capacidades. La realidad suele resultar infinitamente más sorprendente que la más loca imaginación y parafraseando a Teilhard : solo los utópicos podrían tener una idea aproximada del fenómeno humano. Los pragmáticos y estadísticos se pegan a las cifras, los políticos e ideólogos se pegan a las ideas. Solo los fantásticos creadores se adentran en los terrenos desconocidos de la ciencia o el Arte, a despecho de advertencias y contra viento y marea. Sin soñadores posiblemente estuviéramos extintos. Sin imaginación la vida sería un acontecimiento rutinario y bovino. Hay que atreverse a proponer con audacia para que la sociedad comience a aceptar la necesidad de cambio. Transcribo a continuación una corta historia atribuida a Einstein sobre cómo se forma un paradigma.


Como nace un Paradigma.


Un grupo de cientificos colocó cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de bananas. Cuando un mono subía la escalera para agarrar las bananas, los cientificos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo. Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo agarraban a palos.

Pasado algún tiempo más, ningún mono subía la escalera, a pesar de la tentación de las bananas. Entonces, los cientificos sustituyeron uno de los monos. La primera cosa que hizo fue subir la escalera, siendo rápidamente bajado por los otros, quienes le pegaron.

Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más la escalera. Un segundo mono fue sustuído, y ocurrió lo mismo. El primer sustituto participó con entusiasmo de la paliza al novato. Un tercero fue cambiado, y se repitió el hecho.

El cuarto y, finalmente, el último de los veteranos fue sustituido.

Los cientificos quedaron, entonces, con un grupo de cinco monos que, aún cuando nunca recibieron un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentase llegar a las bananas.

Si fuese posible preguntar a algunos de ellos porqué pegaban a quien intentase subir la escalera, con certeza la respuesta sería:

"No sé, las cosas siempre fueron así, por aquí..." ¿te suena conocido?

No pierdas la oportunidad de pasar esta historia a tus amigos, para que, de una o de otra manera, se pregunten porqué están golpeando ...¿Y porqué estamos haciendo las cosas de una manera, si a lo mejor las podemos hacer de otra?.

"Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio"

Albert Einstein.